La veradera historia detrás de LA MONJA

El universo de películas de El Conjuro ciertamente ya es una de las franquicias cinematográficas más exitosas de la actualidad, y La Monja, la más reciente entrega en la franquicia, ha ayudado a comprender muchos cabos sueltos en la trama de las otras películas, sin embargo, una pregunta que la mayoría de los fanáticos se ha hecho es ¿Cuanto de la historia en la película ocurrió en verdad?

Las primeras películas de El Conjuro ciertamente están basadas en los casos Warren aunque (obviamente) han sido exageradas y mezcladas con la fantasía para su atractivo comercial. Por su parte, La Monja también cuenta con personas, locaciones y posesiones demoníacas que funcionan como base para la película.

Valak, Presidente del Infierno, existe para los demonologos.

Libros como el Ars Goetia, parte del Lemegeton Clavicula Salomonis ó La Llave menor de Salomón para nosotros los que hablamos español y no latín, listan a Valak entre los 72 demonios que existen. En este libro del siglo 17, la entidad antagónica en La Monja es descrita como un joven con alas de ángel que monta un dragón de dos cabezas y puede otorgarle a aquellos que se lo encuentran obsequios o serpientes.

Sin embargo, la imagen que la franquicia nos regala de este ente tomo su inspiración de algunas visiones de Lorraine Warren en persona.

La personificación de La Monja como tal fue una creación del director James Wan luego de que Lorraine le contará algunas de sus experiencias. Así lo reveló en entrevista con i09:

Hablando con Lorraine, ella menciono una entidad espectral que la acosaba en su casa. Tenía este tornado vortex girando con una figura encapuchada ahí, y recuerdo escuchar que mi primer pensamiento fue “Oh diablos, eso será un personaje CGI.” No quería hacer eso. Así que, me tomo un poco de tiempo darle forma en mi cabeza a lo que esta visión fue. Y llego eventualmente en una forma muy orgánica.

Porque es una visión demoníaca que la acosa a ella, que solo la ataca a ella, yo quería algo que atacara su fe. Algo que amenazaría la seguridad de su esposo. Y así fue como eventualmente la idea de una imagen religiosa se cementó en mi cabeza.

Así que la primera duda ha sido resuelta. Lorraine Warren si fue acosada por las visiones de un demonio en la vida real, sin embargo, su representación como una monja fue producto de la imaginación de Wan. Esto también nos ayuda a entender que la trama en La Monja cuenta su propia historia, sin embargo, ¿Que elementos en esta película vienen directamente de lo ordinario?

La película tienen lugar en el verdadero Monasterio Carta.

El edificio en el que la película se desarrolla es mencionado como “La Abadía de St. Carta”, localizada en Transylvania. Este elemento argumental esta basado en el Monasterio Carta o La Abadía de Carta, localizado en las montañas del corazón de Rumania. Un monasterio construido en 1202 que fuera hogar para monjes y monjas a los que se les conocía como “blancos” por llevar hábitos de este color en lugar del tradicional negro.

Las malas noticias es que contrarío a la película, este monasterio nunca estuvo realmente maldito como la película nos cuenta, además de que el mismo fue abandonado por ahí de 1494, cuando La Monja nos muestra una Abadía en operaciones a mitad de 1952. Hoy en día solo quedan paredes de piedra y los residentes locales aún la utilizan para practicar servicios Evangélicos. El filme quería darle un enlace a la trama con la realidad, más que recrear la historia de Carta.

Una verdadera posesión a una monja sucedió en Rumania.

Luego de leer sobre la Abadía de Carta arriba podría parecer que la elección de Rumania como setting para la película habría sido aleatoria, sin embargo, debemos recordad que este universo cinematográfico y sus películas intentan ligarse a verdaderos casos paranormales como Amityville y Enfield. Para esta película, habrían tomando como inspiración un caso ocurrido en el año 2005.

Se trata de el Exorcismo de Tanacu, un caso de interés internacional. Comenzó cuando una joven monja de 23 años buscó el monasterio y pronto comenzó a actuar de forma extraña. Los doctores le diagnosticaron esquizofrenia, pero las personas alrededor de ella creyeron estar en presencia de una posesión demoníaca. El resultado del exorcismo le costo la vida a la monja, y aquellos responsables terminaron en prisión.

Aunque no hay un caso documentado de una monja del infierno atormentando edificios religiosos, La Monja trata de tomar un poco de inspiración de elementos reales y mezclarlos con la esencia de la franquicia El Conjuro. Se trata de una historia que rompe con el formato de eventos paranormales documentados como base, pero que ayuda a explicar detalles en la trama de este universo cinematográfico.
¿Que te parece?
About Carlos Ríos 1334 Articles
Editor en jefe y fundador de Nerd Inc. Amante del entretenimiento. Poeta de medio tiempo, tarado de tiempo completo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*