#OPINIÓN “Cada Día” un argumento interesante que se desinfla en ejecución.

Es fácil dejarse envolver cuando leemos la sinopsis de la película Cada Día, pues con un argumento tan peculiar motiva al espectador a buscar en su cartelera por la función más cercana y darle una oportunidad, sin embargo, el desarrollo de un argumento con tanto potencial luce desaprovechado.

 Basado en el aclamado best-seller del New York Times de David Levithan, Cada día cuenta la historia de Rhiannon, una chica de 16 años que se enamora de un alma misteriosa llamada “A” que habita un cuerpo diferente todos los días. Sintiendo una conexión sin igual, Rhiannon y A trabajan cada día para encontrarse, sin saber qué o quién será al día siguiente. Cuanto más se enamoran los dos, la realidad de amar a alguien que es una persona diferente cada 24 horas toma mayor costo, orillando a Rhiannon y A a enfrentar la decisión más difícil que hayan tenido que tomar.

La carrera artística de Angourie Rice poco a poco ha ido tomando fuerza, y aunque ciertamente es difícil pensar en desarrollar una química en la actuación con un co-protagonista que es interpretado por más de 6 actores distintos a lo largo de la película y con quienes apenas comparte unos minutos en escena, la adaptación de la novela así lo exigía y lamentablemente Rice no logra complacer en este sentido, regalándonos una actuación sin chispa, que poco hacía match con la pasión con la que decía amar a “A“.

El argumento, como bien dije, es bastante atractivo, con conceptos similares a los que hemos visto en el cine juvenil adaptado de los últimos dos años en películas como Si No Despierto, con una formula fácil de digerir pero entretenida de ver desarrollarse, sin embargo, es precisamente en este punto donde la adaptación cinematográfica de Cada Día fracasa. La novela por su parte desarrolla mucho más en el personaje de A y su relación con las personas que habita, no solamente con Rhiannon (Incluso es perseguido por Nathan y el sacerdote, que resulta ser un ente como A pero sin respeto por los cuerpos para obtener respuestas), mientras que la película se queda corta con el romance imposible entre ambos personajes. Además, toda la película (a quienes no leyeron la novela) te la pasas formulando teorías al respecto de los pequeños indicios que van “presentando” a tu alrededor como posible giro en la trama que jamás llega.

Y es que rumbo al último cuarto de la película, luego de un clímax que parecía tardo mucho en llegar estirando sin sorpresas la trama, sientes como si los directores tuvieran prisa de terminar la película y sin nada más que un “adiós” todo termina, dejándote en tu asiento con la mirada desconcertada y la pregunta “¿Eso es todo?” dando vueltas en tu mente.

En conclusión,  Cada Día es una propuesta innovadora que fracasa en aprovechar su potencial y sirve más como una motivación para que los espectadores que quedaron insatisfechos con el desenlace salten a Internet a buscar la novela y ver como realmente termina.

 

About Carlos Ríos 1334 Articles
Editor en jefe y fundador de Nerd Inc. Amante del entretenimiento. Poeta de medio tiempo, tarado de tiempo completo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*