Ana y Bruno, un profundo mensaje envuelto en una producción mexicana de calidad.

Ana y Bruno llego a las salas de cine en México con un tema delicado bajo el brazo, que busca dejar un mensaje profundo en las familias y demostrar que el cine mexicano de animación puede hacerse con calidad si se pone el corazón en ello.

El reto número uno de la película es recuperar su inversión: Ana y Bruno es la película de animación de nuestro país más cara de la historia, con un presupuesto de 104 millones de pesos. Un estandarte que puede empujar la taquilla en esta cinta dirigida por Carlos Carrera, quien también dirigiera la polémico largometraje El Crimen del Padre Amaro.

El filme cuenta la historia de Ana, una niña curiosa que emprende la búsqueda de su padre al lado de criaturas fantásticas y divertidas, para que así él la ayude a salvar a su madre.

La producción ha sido elogiada tanto en México como en el extranjero, no solo por la calidad de su animación si no por la forma en que Ana y Bruno retrata a sus personajes y desarrolla un argumento que si bien divertirá a los más pequeños de la familia incapaces de comprender en su totalidad la narrativa detrás de las aventuras de Ana, los más grandes verán una trama mucho más madura, donde la salud mental y la muerte son los pilares que sostienen el filme.

Date una vuelta por tu cine favorito y no pierdas oportunidad de ver esta increíble producción mexicana.

About Carlos Ríos 1334 Articles
Editor en jefe y fundador de Nerd Inc. Amante del entretenimiento. Poeta de medio tiempo, tarado de tiempo completo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*