#OPINIÓN “Bright” no logra deslumbrar al espectador.

Con las fiestas decembrinas llego a la plataforma Netflix lo que presume ser su primer gran blockbuster, Bright, película protagonizada por Will Smith y Joel Edgerton y dirigida por David Ayer.

El largometraje prometía una memorable aventura de fantasía urbana mezclada con acción y cine policial. Todos los componentes para disparar una franquicia, sin embargo, en algún momento parece haber puesto todos los ingredientes en el sarten sin primero voltear a ver la receta. Bright no logra manejar sus elementos y nos entrega un producto que avanza a ritmo semi-lento sin pies ni cabeza en un intento por mezclar la fantasía de obras como las escritas por Tolkien con los elementos policiales de películas como Día de Entrenamiento (curiosamente del director Ayer) solo para dejar al espectador con más dudas que respuestas cuando la película termina.

El elenco encabezado por Smith es bueno, así como el trabajo de post-producción. Incluso el score musical contó con figuras como el legendario Junkie XL al frente para anunciar una joya de la nueva era del cine digital, sin embargo, todo esto pasa a segundo plano ante un guión estructurado de pésima forma.

Bright no es tan mala como la crítica la ha descrito, lo reconozco, pues a los fanáticos (y los no tanto) del genero seguramente gustará este primer intento por expandir las fronteras de la magia en el séptimo arte, con la esperanza de que las cosas se hagan mejor en su segunda parte ya confirmada, sin embargo, Netflix intento vender esta super producción como su primer gran blockbuster solo para entregarnos una entretenida película de televisión en domingo a las 12 del día.

 

About Carlos Ríos 1334 Articles
Editor en jefe y fundador de Nerd Inc. Amante del entretenimiento. Poeta de medio tiempo, tarado de tiempo completo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*